Cuida tu bici

Últimamente el uso de la bicicleta ha sufrido una creciente demanda, la subida del combustible y la concienciación por mejorar el medio ambiente y nuestro estado físico son algunos de los motivos por los cuales las bicis están ocupando las calles de nuestras ciudades y barrios.

BICI

Fuente: Iberobike

Para los nuevos que se han apuntado a este uso, queremos dar algunos consejos para que el disfrute de la bici sea mayor. El mantenimiento básico de la bici en cuestión de limpieza ha de hacerse sin agua a presión, si optamos por esta opción, debemos mantener cierta distancia para que la fuerza del agua no dañe las zonas del pedalier, amortiguador…

Si tienes discos de freno, NUNCA lo limpies con agua a presión, es una acción típica que se realiza en gasolineras. Es preferible no dar cera tras la limpieza, pero si se quiere, la mejor opción es la cera para coches, debemos aplicarla con la mano por el cuadro, la botella de la horquilla…

El secado es muy importante, sobre todo en la zona de la transmisión y finalmente el engrasado de todas las partes mecánicas con aceite.

En el caso de los discos, no tienen que ser engrasados, cuanto menos los toquemos será mejor ya que la propia grasa puede afectar negativamente en la frenada.

La horquilla de suspensión debe revisarse alrededor de cada cuatro meses, dependiendo del terreno por el que transcurramos.

Al menos una vez al año deberíamos desmontar los ejes, limpiarlos y engrasarlos.

Finalmente, la revisión de la presión de las ruedas, los cierres de las mismas y comprobar la presión de los tornillos, manillar, sillín son las ultimas acciones que tenemos que realizar para echar a rodar con nuestro nuevo medio de transporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *