España vuelve a Sudáfrica

La Selección al completo, pero Andrés Iniesta en particular vuelven a un lugar especial para todos. Se trata del estadio Soccer City, el campo de fútbol donde, por primera vez España lograba alzarse como campeona del mundo. De eso hace ya casi cuatro años, pero todavía nadie ha conseguido olvidar el minuto 116 de partido, cuando a falta de unos pocos para que la final del mundial se decidiera en los penalties, una jugada de Cesc Fábregas y Fernando Torres acababa en los pies de Iniesta, que ponía el balón en las redes de la portería holandesa.

Iniesta

Ahora 1.400 días después, todo el equipo vuelve a ese lugar mágico de Johannesburgo donde fueron recibidos de la misma forma con la que lo abandonaron: entre aplausos y gritos de apoyo a la actual campeona del mundo.

Aunque los 23 de  fueron los encargados de traerse la copa a España, Iniesta, pero también Iker Casillas vivieron allí momentos especiales. El primero por el gol que dio la victoria a la selección, y el segundo por evitar que todas de las embestidas de Holanda acabaran en el interior de la red española. Ese pie maravilloso que logró sacar en la prórroga evitó que el marcador acabara en nuestra contra.

Cada jugador guarda con especial cariño muchos recuerdos de aquellos días en Sudáfrica, recuerdos que en los últimos días se acentúan cada vez más. Como preparación para el mundial de 2014, España está jugando amistosos en el continente africano, terminando esta gira en Sudáfrica, el lugar donde el sueño de muchos aficionados futboleros se hicieron realidad.

El partido que les enfrente al combinado nacional, será el último antes de que en el mes de junio los jugadores pongan rumbo a Brasil con el fin de traerse bajo el brazo, un nuevo título mundial.

La Roja quiere la revancha ante la selección francesa

Después de cinco meses, la selección española se vuelve a enfrentar contra la selección vecina cuya revancha está servida. Los jugadores de La Roja se trasladaron a la capital francesa hace un par de día para entrenar duro ante este partido de clasificación para el Mundial de 2014.

Un encuentro que es decisivo para La Roja cuyo final no puede ser otro que la victoria, para poder obtener una ventaja de un punto. De no ser así, el equipo galo se colocaría por encima de la selección española, sacándole cinco puntos de diferencia.

A pesar de haber estado entrenando en la última semana, el portero del Real Madrid y capitán de la selección Iker Casillas no se encuentra aún 100% recuperado. Aun así, ayer viajó a la capital francesa para reunirse con sus compañeros y poder darles el apoyo que tanto necesitan tras las últimas críticas recibidas por su jugada ante el Finlandia.

La Roja se enfrenta de nuevo a Francia, cinco meses después

DOS TÉCNICOS CON LA MISMA ILUSIÓN

El seleccionador español Vicente del Bosque también ha querido comentar cómo ve el próximo encuentro entre España y el país vecino: “No tenemos ninguna ansiedad. En el último partido jugamos bien, con un gran dominio. Jugamos en su borde del área pero es verdad que nos debe preocupar que no marcamos. Cuando sucede algo así los jugadores tienen que tener tranquilidad y pensar que lo vamos a conseguir. Hay que solucionarlo, pero éste va a ser un partido mucho más abierto que ante Georgia y Finlandia. Aunque ojalá fuera al revés, porque seguro que acabaríamos ganando”.

En el banquillo contrario, el seleccionador de la selección francesa, Didier Deschamps, sabe que este partido marcará las posibilidades de clasificación de ambos países. “Pero después faltan tres partidos más. La diferencia es que ahora nosotros tenemos dos resultados interesantes, ganar o empatar serían buenos resultados”.

Tras el empate con Finlandia, el estilo de juego de la selección española ha recibido duras críticas y Del Bosque ha salido en su defensa: “Hay que ser flexible, en la ida ante Francia tuvimos bajas en los centrales y Busquets tuvo que jugar de defensa. Con Finlandia quitamos a un centrocampista y metimos a Cazorla en la banda porque había mucha gente por dentro. En este partido recuperamos a Xabi y a Busquets, que nos ha dado buenos resultados porque son jugadores de equipo, defienden, organizan, atacan y marcan goles”.

En lo que respecta al partido de España con Finlandia, Deschamps  ha comentado que lo vio y que “España mereció ganar porque tuvo muchas ocasiones, pero a veces en fútbol es difícil. Pensaba que España iba a ganar pero eso no va a cambiar su actitud ante nosotros”, según declaró en ‘Al primer toque’, programa de Onda Cero.

Sólo faltan unas horas para saber el resultado de este partido decisivo para la selección española.